Recupere Mis Sentimientos y Volví a Nacer ya que Estaba Muerto

Man walking on a street.

Mi nombre es cualquiera que se te ocurra pues mi historia le puede suceder a un hombre, mujer, ricos o pobres con familia o sin ella.

Todo empiezo con la curiosidad, el querer hacer parte de un mundo de maldad donde las personas buenas son las que sufren y muy pocas veces logran escapar, el deseo de participar en este mundo me trajo mágicamente mi primer vicio “la marihuana”, tan solo tenia 9 años la primera vez que la conocí y desde ese momento no supe la consecuencia que me traería, mi deseo de conocer mas y mas me ll evo a probar todo tipo de sustancia que se me cruzaran en el camino boxer, perico, pepas, extasis, 2cb, dick, hashis, bazuco y otras, que de las mismas fiestas no me acuerdo, cada una de ellas me hundía en ese mundo donde siempre quise estar y pertenecer donde me movía como pez en el agua pero vivía en tristeza y solo esta alegre cuando me drogaba al día siguiente me despertaba cansado sabiendo que había tenido una noche de locos, mujeres claro que conocí y tuve pero una cosa cierta es, que ellas nunca pudieron llenar mis tristezas, al contrario me sentía mas solo y vació ya que cada relación solo representaba interés.

Un vacio que se hacia mas grande al darme cuenta que perdía y lastimaba a mi familia, mi mamá la única mujer capaz de levantarme el animo cuando me quería morir, sin ella saber lo que me estaba pasando.

Pero eso no iba a ser eterno ella se fue creyendo que su hijo podría con la vida, pues eso yo se lo demostraba, siempre era fuerte por que conseguía lo que quería aunque aveces no tuviera ni siquiera para comer.

Mi mamá se fue del país, se caso y aquí quede yo sin su sonrisa y a eso le sumamos que no tenia a nadie a mi lado la decepciones mi falta de conciencia y responsabilidad.

Empece a consumir día, noche, tarde sino tenia plata robaba o me volvía esclavo vendiendo droga que me mataba lentamente.

Con el tiempo perdí todo contacto con mi familia, conocidos igual ya no me importaba nada, estaba en mi mundo de adicción, deje que todo lo querido y lo que valía la pena se fuera y yo solo miraba refugiado entre las cenizas y el fuego. Una tarde sentado en un anden en medio de personas que viven en la calle y carros de reciclaje lugares que consideraba como mi casa. Se acerco una persona con su ropa sucia pero muy decente y me dijo: “Usted es una persona buena” yo lo mire con ira y le dije ¿por que lo dice? y me señalo un perro, me dijo que los animales solo se acercaban a personas buenas que tenían buena energía y para mi fue como si me sacudieran el cerebro mire a mi alrededor y vi solo basura un infierno literalmente, decidí escapar de ahí, luego de caer en cuenta que realmente yo valgo la pena y que no debo morir por una sobredosis, en una pelea o enserado en una cárcel.

“Me di cuenta que la vida es bella y no hay razón por la que deba botarla a la basura por una monotonía de vicio…”

Me di cuenta que la vida es bella y no hay razón por la que deba botarla a la basura por una monotonía de vicio; me pare decidí caminar lo mas lejos de posible cuando me di cuenta ya había salido de la ciudad pedí 200 pesos regalados, hice una llamada al único numero que me acordaba y era el de mi hermana, le abrí mi corazón y le pedí ayuda, ella no se negó y me ayudo.

Empezó a investigar centros de rehabilitación y encontró un centro que valía 1000 dolares, me pareció caro, esa misma tarde me dijo había encontrado otro que era un poco mas caro pero que allá te dan vitaminas y es lo que me gustaría para ti y así fue que conocí Narconon llegue al programa con muchas ganas de cambiar cada día estaba mas tranquilo gracias a la atención que me prestaron las personas que trabajan allí “los staff” con un 100% de ganas de ayudar a las otras personas, o niego que hubo días difíciles, pero siempre recordare los consejos que me dieron y el de mi hermana “un día a la vez”.

Conocí personas muy bacanas, con un buen corazón, sinceros, mis compañeros; nos volvimos una familia nos dimos apoyo en los momentos tristes, alegres en el juego, en el ejercicio.

Enserio nunca creí que era posible volver a relacionarme con otras personas ya que era un lobo solitario el cual había perdido sus sentimientos y gracias al programa y a las personas que conocí en Narconon Colombia recupere mis sentimientos y volví a nacer ya que estaba muerto.

Hoy puedo decir con certeza que Dios me saco del infierno y en este proceso me di cuenta de que los hermanos son ángeles que Dios nos mando y gracias a esos ángeles estoy escribiendo esto sin antes desearles éxitos en sus vidas.

G.D.B.V.—Graduado del Programa Narconon en Colombia.

AUTOR

Eskharly Francid Smith V.

Secretaria de Diseminación - Soy Staff de Narconon hace 18 años.

NARCONON COLOMBIA

EDUCACIÓN Y REHABILITACIÓN DE DROGAS